Cómo tratar el bullying

El acoso escolar o bullying es uno de los problemas más importantes que afectan a niños/as y adolescentes. Es motivo de depresiones, desapego a las actividades placenteras, desapego con los padres, problemas de adaptación, irritación, dejación de estudios... e incluso (en situaciones extremas) comisión de suicidio.

Es de gran importancia que se lleve a cabo un seguimiento cualificado de este tipo de situaciones. Existen gran cantidad de factores que pueden intervenir en esta desgraciada situación, muchos de ellos relacionados con terceras personas, en este caso con los autores de las agresiones continuadas, sean físicas o verbales. Lo que jamás debe hacer la víctima es culparse de la situación en que se encuentra.

La asunción de una falsa culpa empeora el estado anímico de la víctima, exacerbando los síntomas y pudiendo llegar a estados peligrosos. La comunicación con la familia no siempre es factible, ni siquiera con el profesorado. Las víctimas de bullying se sienten en muchos casos solas, desamparadas y con la ansiedad diaria de soportar comportamientos injustos e irracionales.

Se trata de un estado que requiere en gran parte de los casos, un seguimiento profesional por parte de psicólogos. Un especialista en psicología dará las pautas a seguir para que la persona víctima del acoso escolar, pueda enfrentarlo con las mejores garantías.

En gran parte de los casos, los padres no saben cómo tratar el bullying, a veces por desconocimiento o a veces por consejos negativos: Si te pegan, pegas, algo que suena muy bien pero que es inviable y contraproducente en muchos casos, pues los autores del bullying verán acrecentado su odio por la víctima al ver que ésta se defiende.

En nuestro despacho se encontrarán vías para solventar una de las situaciones más comprometedoras en la psicología infanto-juvenil. Normalmente se hará necesaria la presencia del padre, madre o ambos durante las sesiones, al menos durante el primer encuentro. En fases posteriores, el tratamiento debe ser individualizado y absolutamente personalizado. El estudiante deberán confiar en su psicólogo, quien le dará las claves para salir por fin del atolladero que no le deja vivir en paz.

¿Quiere solicitar información o pedir cita previa? Llámenos ahora